enfoque

Entendemos la marca como un activo intangible, muchas veces el más valioso de una organización, y en el que convergen la identidad, el posicionamiento y los productos o servicios que ella ofrece. Estas tres dimensiones de la marca deben desplegarse consistentemente sobre todos los puntos de contacto con sus distintas audiencias. El resultado de la suma de interacciones de las personas con una marca, en todos los contextos, entornos y canales disponibles, es lo que llamamos Experiencia de marca.

¿Cómo lo hacemos?

Integramos pensamiento lógico y pensamiento creativo para construir estrategias propietarias, identidades únicas y experiencias de marca memorables.

Cada desafío que enfrentamos se sitúa en un contexto determinado por la etapa que vive la organización que nos convoca.

Para ello identificamos 4 “momentos” de una organización, cada uno con particularidades muy distintas:

iconos-01

Crear

Ayudamos a descubrir y definir los principios de identidad, la propuesta de valor y un propósito compartido para la marca.

iconos-02

Crecer

Desafiamos e inspiramos a las organizaciones a crecer centrándose en las personas, innovando en productos y servicios sostenibles y entregándoles experiencias únicas y memorables.

iconos-03

Adaptar

En un contexto de intensos cambios, exploramos y descubrimos oportunidades de evolución renovando los argumentos de valor, la identidad y la relevancia de las marcas ante todas sus audiencias.

iconos-04

Transformar

Frente a desafíos que exigen pasar de un estado de cosas a otro, aportamos herramientas que orientan y movilizan procesos de transformación, desde la identidad de marca, el portafolio de productos y servicios o la cultura organizacional, hasta la redefinición de una arquitectura de marca o la reformulación de los pilares que sustentan un modelo de servicios.

Creamos herramientas y metodologías propietarias e innovamos permanentemente en ellas.

Modelo ISR®

El modelo ISR® es nuestra matriz conceptual, en la que convergen las tres dimensiones de una marca:

Lo imaginario

remite al posicionamiento, al lugar que ocupa la marca en la mente de los consumidores, colaboradores, stakeholders y en la comunidad en general.

Lo simbólico

nos remite al universo de representaciones (visuales, verbales, espaciales, actitudinales, etc.) que la marca utiliza como vehículo de expresión de su identidad.

Lo real

refiere a lo tangible, a los productos, servicios y a toda la infraestructura de apoyo. También asociamos a esta dimensión el desempeño funcional de productos y servicios y el comportamiento de la organización.

Este modelo nos permite gestionar el fenómeno de las marcas como un sistema de relaciones dinámicas y convergentes donde la coherencia y la articulación de sus componentes determinan aquellos rasgos únicos que la definen y dan consistencia al llamado ADN de marca.

Modelo 3I®

Nuestra matriz conceptual 3I®, representa la correlación entre identidad e imagen de marca.

Así mismo, describe el proceso de construcción de una identidad de marca (concepto asociado a la “propuesta de posicionamiento”) y el efecto especular que se busca
generar sobre la imagen de marca (concepto asociado al posicionamiento efectivo) con el fin de evitar brechas e inconsistencias entre ambas dimensiones.

La plataforma estratégica de la marca
Define, desde la organización, la propuesta de valor con la que la marca busca posicionarse en la mente y corazón de sus clientes a partir de las siguientes dimensiones:

La visión: el “para qué”, definida desde una demanda específica y relevante de mercado (explícita o latente) y que la marca se hará cargo de satisfacer.

La estrategia: el “cómo”, traducida en las acciones fundamentales que permitirán capitalizar esa demanda y focalizar los recursos de acuerdo a este objetivo.

Los valores y atributos de la marca: su “ethos”, en cierta forma, una plataforma de principios, capacidades y principios que guían e inspiran a la organización.

Modelo Brandex®

A través de la metodología propietaria Brandex, investigamos, diseñamos, planificamos y generamos herramientas para gestionar la entrega de experiencias de servicio memorables y consistentes a todas las audiencias de la marca en un espacio omnicanal. Un eje central del Modelo Brandex es el Mapa del Viaje del Cliente, herramienta a la que hemos incorporado una serie de funcionalidades como resultado de la experiencia de más de 10 años de práctica en Diseño de Servicios.